Talleres de embarazo en pareja

Desde el primer momento en que la pareja decide tener un hijo, ambos progenitores se embarcan en un camino común. El padre o la persona que la mujer elija como su acompañante, debería ser parte activa, de tal manera que los dos formen un equipo.

La mujer embarazada necesita ser cuidada y sostenida, también en el terreno emocional. Pero muchas veces esto es difícil porque la pareja no sabe cómo ayudarla, ni entiende cuál es su papel.

La mejor manera de comprender cuáles son las necesidades de la mujer y de qué forma acompañarla en el camino de la maternidad, es vivenciando el proceso. Es fundamental que ambos tengan una buena comunicación, estén conectados y compartan experiencias relacionadas con el embarazo. No sólo es tarea de la embarazada, sino también de su pareja estar informada, compartir inquietudes y sobre todo, tener momentos de intimidad y comunicación con el bebé